Cómo limpiar una moqueta en casa

 Escrito por Lidia Zafra
 Última actualización 11-2022
Cómo limpiar una moqueta en casa

Si tienes moqueta en tu casa o en tu trabajo, más de una vez te habrá costado quitar manchas o limpiarla al completo. Porque son muy cómodas para el invierno, pero también requieren una limpieza especial. No las podemos llevar a la tintorería como hacemos con las alfombras, así que ¿Cómo limpiar una moqueta de casa?

Te voy a hablar de los distintos métodos que puedes usar para dejar perfecta tu moqueta y trucos para que sea una tarea fácil y llevadera. ¿Me acompañas?

Material de tu moqueta

Puedes usar multitud de productos diferentes, ya sean preparados o caseros, pero antes de nada debes asegurarte de que va bien para tu tipo de moqueta. Parecen todas iguales, ¿verdad? Pues no es así. 

Las moquetas sintéticas más habituales son las de polipropileno porque son muy económicas y soportan muy bien un uso intensivo. Además, suelen ser fáciles de limpiar, porque no es un material especialmente delicado. Al igual que ocurre con el nylon o el poliéster, que también suelen utilizarse mucho. 

Sin embargo, cuando se trata de componentes naturales, como el algodón o la lana, es más complicado de limpiar. Bueno, no es que sea difícil, pero debes tener cuidado de no dañarla y utilizar los productos correctos. No vale cualquiera. 

¿Odias tener que limpiar a mano la moqueta? Te voy a dar una buena noticia, las moquetas vinílicas no suelen retener humedad y por tanto puedes fregarlas sin problemas. Es cierto que no son tan económicas como las anteriores, pero si tienes poco tiempo o la sueles ensuciar con facilidad, es muy aconsejable. 

Cómo limpiar una moqueta con aspiradora

Aunque te puedo dar una lista enorme con materiales, productos y métodos de limpieza, lo más sensato es explicarte un método universal que pueda valer para la mayoría de moquetas y que sea sencillo. 

Paso 1: Pasa la aspiradora

aspiradora par limpiar la moqueta

Antes de tirarte al suelo a rascar las manchas, debes eliminar la suciedad superficial acumulada en ella. Para eso puedes utilizar una aspiradora convencional o un robot aspirador, lo que más te guste o tengas en casa. 

Si lo haces a menudo, este paso es muy sencillo porque la vas a tener ya bastante limpia. Aunque a mí personalmente me gusta poner la máxima potencia para una limpieza intensa. Además, con que lo hagas entre 2 y 4 veces al año es suficiente, ya que si se produce un derrame o mancha puntual no hace falta que limpies la moqueta entera. Si tienes dudas de qué método usar, en este artículo te cuento si es mejor un aspirador, robot aspirador o escoba eléctrica.

Paso 2: Frota con agua y jabón

limpiar la moqueta con agua y jabon

El segundo paso es tan fácil como coger un cubo, echarle cualquier jabón de limpieza que tengas por casa (puede ser detergente) o que sea conveniente para tu tipo de moqueta, mezclarlo con agua y frotar con un cepillo. Procura que las cerdas no sean muy duras para no estropear la moqueta. 

Puedes añadirle al agua esencias o algún aroma, incluso un poco de suavizante para darle un buen olor. Eso depende del gusto de cada persona. 

¡Importante!: No eches demasiada agua en la moqueta, ya que un exceso de humedad puede estropearla. Intenta limpiarla en profundidad en los meses de verano y mantenerla con la aspiradora en invierno. Y si tu moqueta es de fibras naturales, usa solo la espuma generada con el jabón. 

Paso 3: Retira el jabón con tu aspiradora

aspiradora de líquidos para moqueta

Algunos tipos de aspiradoras convencionales pueden recoger sólido y líquido. Si la tuya no lo hace, puedes adquirir una aspiradora de mano pequeña, que son baratas y prácticas. Únicamente debes pasar la aspiradora de nuevo, es importante que seas aún más exhaustivo que la vez anterior, para evitar que se quede jabón. 

Si por el tipo de material o por la climatología es probable que no se seque rápido, puedes ayudarle con un secador o una fuente de calor cercana que evapore el agua. También puedes usar deshumidificadores si la zona donde vives es muy húmeda. 

Lo bueno de este método es que te sirve para cualquier tipo de tapicería, ya sea una moqueta, una alfombra, los asientos del coche, etc. 

Cómo limpiar moquetas sin aspiradora

Existen espumas, jabones y polvos para la limpieza en seco que puedes adquirir en cualquier supermercado. Solo tienes que fijarte en la etiqueta para saber si es específica para moquetas y alfombras y en qué tipo de material es aconsejable usarla. 

Ahora bien, yo te propongo un sistema más económico y natural con bicarbonato. No necesitas aspirar primero la alfombra, porque lo haremos al final. Debes echar el bicarbonato de sodio por todas las partes de la moqueta (no hace falta cepillo), dejarlo que repose y después pasaremos la aspiradora para retirar el producto y la suciedad acumulada. Es un gran desinfectante y el más versátil que conozco.  

Cómo limpiar moquetas muy sucias

Una limpieza intensa no difiere mucho de una limpieza normal con el método anterior. Solo tienes que hacer dos cosas: 

  1. Frota durante más tiempo: cuando tu moqueta no está muy sucia, no hace falta que estés frotando durante horas, con una pasada rápida con el cepillo y el jabón es más que suficiente. En el caso de que esté muy sucia, sí tienes que esforzarte un poco más.  
  2. Quita previamente las manchas profundas: en las moquetas muy sucias es normal que haya rodales con manchas de todo tipo. Por eso, antes de ponerte con el jabón, te aconsejo que mezcles un vaso de vinagre con un par de cucharadas de bicarbonato. Lo dejas reposar un rato sobre la mancha, después frotas y lo retiras.  

Si no quieres frotar, también puedes usar equipos especiales, aspiradoras de inyección y extracción de agua, por ejemplo, que te hacen el trabajo mucho más rápido y fácil. O uno de mis favoritos, que son los cepillos giratorios, solo tienes que apretar un botón y ¡a funcionar!. En unos minutos has terminado y es más económico que las máquinas de limpieza automáticas. 

¿Cómo eliminar los malos olores de la moqueta?

moqueta olores mascotas

Si tienes mascotas es probable que alguna vez se hayan hecho pis en la moqueta, lo que implica mal olor. Limpiarla como hemos visto es fundamental, pero ¿y si la acabo de limpiar o no tengo mucho tiempo?

El mejor truco que conozco es rociar un poco de vodka o alcohol etílico de alta graduación con un pulverizador. ¡Ojo!: no uses otro tipos de alcoholes, ya que pueden contener azúcar.

Sorprendentemente se elimina cualquier mal olor que haya quedado. Eso sí tienes que tener cuidado si tu moqueta tiene un material delicado, en cuyo caso puede no ser recomendable.

Estos trucos son los que yo utilizo en moquetas y, aunque pueden parecer entretenidos, me ayudan a limpiar la casa en poco tiempo, ¿Qué te han parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba