Cómo limpiar los cristales de las ventanas

 Escrito por Lidia Zafra
 Última actualización 03-2022
limpiar cristales de las ventanas

La limpieza adecuada de las ventanas no solo es una forma de hacer que tu casa se vea mejor, sino que también ayuda a mantenerla fresca y desinfectada. Los cristales de las ventanas a menudo se descuidan y se dejan sucios, lo que puede provocar falta de luz natural en la habitación. 

Cada persona utiliza una técnica diferente para limpiar sus cristales, pero en este artículo te propongo hacerlo de forma fácil y eficiente

¿Con qué limpiar los cristales de las ventanas?

con qué limpiar los cristales de las ventanas

Hay muchos materiales diferentes que puedes utilizar para limpiar los cristales de las ventanas. Por ejemplo, puedes emplear una solución casera de vinagre y agua. También puedes comprar líquido de limpiacristales en una tienda o usar una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre. Aunque con un poco de lavavajillas diluido en agua es más que suficiente. ¡Siempre evita usar productos abrasivos que dañen tus cristales!

Sin embargo, una de las cosas más importantes a la hora de limpiar las ventanas es utilizar un paño adecuado. Procura que sea uno suave y que no deje rastro de pelusas. Una de mis opciones preferidas son los paños de microfibras, porque no arañan el cristal y son bastante fáciles de limpiar después. 

También puedes optar por utensilios que te hacen la vida más fácil como una rasqueta, que es un producto relativamente barato y te ayuda a evitar las marcas en el cristal, o una vaporera que desincrusta muy bien la suciedad y desinfecta sin necesidad de otro producto. Otra opción interesante es el robot limpiacristales, que directamente limpia por ti. 

¿Cómo limpiar paso a paso los cristales de las ventanas sin dejar marcas?

Si ya has seleccionado los materiales que vas a utilizar para la limpieza de tus cristales, ahora viene la tarea más difícil. Evitar las marcas es complicado y en muchas ocasiones repetimos el proceso una y otra vez hasta dejarlo como queremos. Pero te voy a dar unos sencillos trucos para limpiarlo paso a paso:  

  1. Escoge el momento adecuado. No tienes que limpiar las ventanas todas las semanas, con unos cuantos días al mes suele ser suficiente. Elige los momentos de menos lluvias, pero evita los días soleados y de mucho viento, ya que puede dejar más marcas en el cristal. 
  2. Limpia el marco previamente. Es muy común empezar limpiando los cristales y por último el marco, pero si lo haces al revés evitas tener que repasar después las marcas o salpicaduras que hemos dejado en el cristal. 
  3. De arriba hacia abajo. La forma en la que limpiamos afecta mucho al tiempo empleado. Si limpias primero la parte superior y vas bajando no tienes problemas con las gotas de agua que gotean por el cristal, ahorrándote mucho trabajo. Puedes hacerlo bien con una bayeta o una escobilla de goma, según prefieras. 
  4. Traza una línea imaginaria. Además de limpiar de arriba abajo es conveniente hacerlo tanto en vertical como en horizontal, de modo que la última línea sea el borde inferior de la ventana. Al igual que antes, con esto evitas tener que volver a limpiar zonas por las que ya habías pasado, dejando menos marcas y empleando menos tiempo. 
  5. Secar y pulir el cristal. Una vez que ya has limpiado el cristal con la solución escogida y los movimientos adecuados, es importante utilizar un papel absorbente, como papel de cocina, para secar bien el vidrio. Para un mejor acabado, después puedes pasar un trozo de periódico o unas medias para pulir el cristal. 

¿Cómo limpiar los cristales de las ventanas por fuera?

mejor robot limpiacristales

Los cristales exteriores de las ventanas suelen ser la parte más descuidada de una casa. A menudo quedan sucios o polvorientos, sobre todo en las épocas de más lluvia. Si las ventanas son accesibles y puedes limpiarlas como cualquier otro cristal, no necesitas seguir un método distinto al anterior. 

Sin embargo, en la mayoría de casos tenemos ventanas a las que no podemos acceder con facilidad. Puedes emplear unas escaleras, pero debes tener cuidado de no caerte. Mi método preferido en este caso es utilizar el robot limpiacristales que lo hace por ti, evitando riesgos innecesarios. Pero si no tienes mucho dinero y no quieres invertir en este dispositivo, lo mejor es emplear escobillas de goma con mango extensor y colocar un paño para su secado. 

¿Cómo limpiar los cristales de las ventanas correderas?

Limpiar ventanas corredizas es una tarea desafiante debido al vidrio. Tienes que tener cuidado de no romperlo y asegurarte de limpiarlo bien. En mayor medida cuando se encuentra en edificios de gran altura. 

La mejor forma de limpiar el cristal es desmontando la ventana y limpiándola con agua y jabón. Te costará algo más de tiempo, pero podrás hacer un trabajo minucioso sin riesgo de romper el vidrio. Mi consejo es que empieces por el cristal situado en el riel exterior y después el interior, de ese modo puedes limpiarlos directamente sujetos en el marco de la ventana.   

¿Cómo limpiar vidrios de ventanas grandes?

Robot limpiacristales Cecotec Opiniones

Los grandes ventanales ofrecen mucha luminosidad a la casa, así como reduce el consumo de energía eléctrica, pero limpiarlos es una tarea tediosa. Se puede realizar usando una escobilla de goma con mango extensible o un robot limpiacristales de una marca fiable como Xiaomi o Cecotec. Aunque esto último suele ser una opción costosa, funciona muy bien en viviendas con amplias ventanas de vidrio o zonas de trabajo que necesitan una limpieza más continua. 

Para el primer caso, puedes preparar un cubo de agua con jabón y mojar la escobilla, realizando movimientos verticales y horizontales de arriba hacia abajo. Después sécalo atando en la rasqueta un paño de microfibra limpio. 

¿Cómo limpiar vidrios de ventanas muy sucios?

La mejor manera de limpiar el vidrio de una ventana muy sucia es usar una escobilla de goma. Te ayuda a desincrustar manchas sin ejercer tanta fuerza con el paño. En estos casos es conveniente seguir varios pasos: 

  1. Mezcla una parte de jabón para platos con dos partes de agua
  2. Sumerge la escobilla de goma en el agua jabonosa y limpia lentamente el vidrio de arriba abajo
  3. Enjuaga la escobilla en agua limpia y vuelve a dar varias pasadas empleando de nuevo el agua jabonosa. 
  4. Repítelo tantas veces como sea necesario hasta que el cristal quede totalmente limpio. Por último, solo tienes que secarlo con un trapo o papel absorbente. 

¿Cómo limpiar cristales de ventanas que no se abren?

Lo primero es conocer dónde se encuentran las ventanas. Si son accesibles y no tienes que utilizar ninguna escalera o mangos extensores para poder limpiarlos, puedes hacerlo como cualquier otro cristal. Empleando un paño, una escobilla o una vaporeta, según lo que más te guste. 

La tarea se complica cuando son cristales de ventanas exteriores y edificios altos. En esos casos puedes o bien acudir a una empresa de limpieza especializada o hacerlo tú mismo invirtiendo en un robot limpiacristales. También tienes la opción de utilizar una rasqueta extensible, aunque el resultado no será tan bueno. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba