Guía paso a paso para planchar camisas, camisetas, pantalones, cortinas y mucho más.

 Escrito por Lidia Zafra
 Última actualización 09-2022
cómo planchar con plancha vertical y centro de planchado

Planchar no es difícil, pero para hacerlo bien y no llevarte un disgusto hay que tener en cuenta aspectos importantes como el material utilizado para elaborar la prenda, el diseño y el corte.

Pero no te preocupes que en este artículo te contamos paso a paso como planchar las diferentes prendas… ¡Ya verás como es sencillo!

Antes de empezar…Lo más importante

Para planchar empieza siempre configurando la temperatura correcta en la plancha. De menor a mayor temperatura este es el ranking de los textiles:

  1. Seda, terciopelo y encajes.
  2. Poliéster, nylon, rayón, viscosa y acetato .
  3. Lana.
  4. Algodón.
  5. Denim o vaquero.
  6. Lino.

Independientemente de la prenda de ropa que vayas a planchar identifica el tipo de tejido con ayuda de la etiqueta. Si eliminaste la etiqueta hace tiempo y no puedes identificar el tipo de tejido, empieza con la temperatura más baja y prueba hasta encontrar la correcta, cuando las arrugas se eliminen por completo y tu ropa no resulte dañada.

Ahora si ¡Comienza el planchado!

¿Cómo planchar una camisa de vestir?

Cómo planchar una camisa de vestir

Las camisas son un básico importante tanto en el armario masculino como femenino. Elaboradas en materiales naturales como el algodón, lino o seda; hasta materiales sintéticos, o mixtos.

Independientemente de la tela, te contamos la técnica perfecta para planchar:

  • Comienza siempre planchando los puños y las mangas. Si no tienes un manguero, empieza soltando los botones y abriendo el puño para planchar el lado interno primero. Si usas plancha de vapor, activa el vapor para facilitar el proceso; si no es así, puedes pulverizar algo de agua antes de planchar.
  • Revisa el exterior del puño para verificar si se eliminaron las arrugas, de no ser así plancha nuevamente. Como norma asegúrate de hacerlo desde los extremos hacia el centro; esto es para evitar las pequeñas arrugas que pueden formarse en las costuras por la manera en la que se cosen las prendas.
  • Listo el puño sigue con el resto de la manga. Extiéndela a lo largo de la mesa dejando la costura interna hacia un extremo. Empieza planchando sobre la costura y así toda la pieza. Al bajar hacia los puños asegúrate de marcar los pliegues naturales de la costura. Si no eres fan de la raya en la manga puedes eliminarla con ayuda de un manguero. Da la vuelta a la camisa para planchar el otro lado y repite el procedimiento con la otra manga.
  • Sigue con el cuello y el canesú antes de pasar a las partes frontales, las cuales deberás planchar al revés antes de hacerlo al derecho, poniendo énfasis en el área de los botones.
  • Completa la zona de la espalda antes de colgar la camisa en una percha.
  • Déjala enfriar antes de guardarla en el armario.

¿Tienes claro cómo planchar el cuello de la camisa?

El cuello de las camisas puede resultar difícil ya que está formado por varias capas que le sirven de soporte y construcción. Para óptimos resultados:

  • Empieza por el revés y extiende el cuello de la mejor manera que puedas sobre la mesa.
  • Si la ballena que le da forma es removible puedes retirarla, si no es así, procede con el planchado.
  • Plancha siempre desde la costura de un extremo hacia el centro. De esta manera evitarás pliegues de tela que pueden quedar sobre los lados de la costura. Aplica pasadas cortas y evita los movimientos largos con la plancha. Revisa el resultado y repite hasta obtener el acabado que deseas.
  • Terminado el revés, dale la vuelta a la camisa para acceder al lado externo y visible del cuello. Extiende adecuadamente sobre la mesa y aplica la misma técnica: desde afuera hacia el centro, en ambos extremos. Dependiendo del tipo de costura se puede complicar más o menos tu labor.
  • En todos los casos no es necesario doblar el cuello y plancharlo, sobre todo si prefieres una textura suave y natural.

¿Cómo planchar una camiseta?

Cómo planchar una camiseta

Las camisetas por lo general están elaboradas en algodón o contienen algún porcentaje de material sintético en su elaboración.

El problema se presenta cuando trae algún tipo de estampado, que puede deformar la tela o fundirse con la plancha.

Para planchar puedes proceder con una plancha normal o con una plancha vertical:

  • Extiende la camiseta a lo largo de la mesa de planchado, alisándola con ayuda de la manos y buscando mantener las costuras en los extremos. Si no tiene costuras laterales, guíate por la sisa.
  • Comienza a planchar sobre el dobladillo de la base, de adentro hacia afuera y sube con cuidado sobre las costuras, evitando el estampado.
  • Cubre el área central del estampado con papel de cocina y plancha.
  • Termina de planchar las mangas, por ambos lados y la zona del cuello, respetando la forma de las costuras.

Para terminar gira la camiseta y plancha el revés de la misma manera antes de doblarla y guardarla. Si no hay estampado puedes proceder normalmente.

¿Cómo planchar un pantalón de vestir?

Cómo planchar un pantalón de vestir

Uno de los principales problemas al planchar pantalones de vestir es que algunos tienen lana en la composición del tejido, lo que puede resultar todo un reto hasta para los más expertos.

También hay pantalones de algodón y otras combinaciones con poliéster, en todas las composiciones. No solo se trata de eliminar las arrugas, es lograr esa raya que se extiende a lo largo de toda la pierna y que distingue a los mejores vestidos.

  • Comienza planchando el área superior del pantalón; puedes ayudarte con un manguero, o utiliza la punta cónica de la tabla de la plancha, introduciendo la cintura y dejando caer las piernas. Gira el pantalón en la medida que planchas. Si el pantalón es liso, no habrá muchos problemas, pero si tiene pliegues aprovecha y trabaja cada filo en la medida que los encuentras. Aplica la punta de la plancha presionando ligeramente.
  • Para evitar el brillo en la tela de lana puedes emplear un paño de algodón entre el tejido y la plancha. Procede igual en el área de la trabillas del cinturón, si las tiene.
  • Puedes seguir con las piernas identificando la posición del pliegue natural del pantalón. Dobla la prenda haciendo que coincidan ambas piernas y localiza el filo del lado externo; descubre toda la extensión de filo, desde el dobladillo hasta la cintura. Dobla la pierna de arriba para empezar a planchar la que está sobre la mesa.
  • Empieza por la zona del dobladillo colocando la toalla y presionando la tela firmemente con la plancha para construir la raya; de abajo hacia arriba en un solo movimiento. Recuerda subir la raya hasta la zona de la cintura.
  • Para planchar la otra pierna da la vuelta al pantalón y repite el procedimiento. Es importante que no intentes presionar las 4 capas de tela y trabajes una pierna a la vez para garantizar los mejores resultados.
  • Es recomendable no emplear tanto vapor en el proceso, pero si valerse del peso de la plancha y la temperatura.

¿Cómo planchar un pantalón vaquero?

El vaquero, denim, o mezclilla es uno de los textiles más populares por su resistencia y estilo.

A pesar de su fortaleza se recomienda planchar al revés. Para esto debes tener la plancha muy caliente:

Cómo planchar un pantalón vaquero
  • Coloca el pantalón sobre la tabla de planchar y empieza alisando los bolsillos, el dobladillo de la cremallera y la cintura del pantalón. Puedes rociar vapor, verás que facilita muchísimo el planchado.
  • Introduce la cintura del pantalón en el área estrecha de la tabla y plancha toda la zona superior, empezando por la parte trasera hasta darle la vuelta completa.
  • Acomoda sobre la tabla una de las piernas del pantalón para planchar las costuras. Se trabaja toda la pierna, empezando desde la costura externa, hacia el interior. Se da la vuelta al pantalón para trabajar el otro lado, mientras aún está caliente y antes de pasar a la otra pierna.
  • Terminado el proceso, se da vuelta al pantalón y está listo para doblar y guardar.

¿Cómo planchar una sábana?

Las sábanas pueden ser toda una pesadilla, sobre todo si se trata de una ajustable.

Plancharlas y doblarlas apropiadamente para guardarlas puede convertirse en todo un reto para las personas que se inician en el mundo del planchado.

Normalmente son elaboradas en algodón, por lo que se requieren muy altas temperaturas. Planchar con vapor facilita el proceso y disminuye los tiempos.

  • Dobla la sábana por la mitad, a lo ancho, ajustando las puntas elásticas una dentro de la otra e introduce uno de extremos en la punta cónica de la tabla de planchar.
  • Estira el otro borde sobre la tabla, alisando con la palma de la mano y realiza varias pasadas con la plancha, aplicando vapor sobre la superficie expuesta.
  • Mueve la sábana para planchar hasta llegar al otro extremo.
  • Desengancha la sábana y llévala sobre la tabla para doblarla en 3 partes, llevando ambos extremos con los bordes elásticos hacia adentro.
  • La sábana recta puedes doblarla por la mitad y colocar sobre la tabla para ir cubriendo toda el área con la plancha; aplica vapor durante el proceso. Al terminar, gira y repite el proceso. Dóblala por la mitad hasta llevarla al tamaño apropiado para guardarla.

¿Cómo planchar poliéster?

El poliéster, nylon y rayón necesitan temperaturas de medias a bajas.

Hay centros de planchado que ya incluyen programas para facilitar el proceso; si no lo tienes, empieza desde la temperatura más baja y varíala hasta alcanzar un valor que te permita eliminar las arrugas.

Plancha al revés y evita trabajar sobre 2 capas del tejido apoyándote en el extremo cónico de la tabla de planchar. Emplea un paño de algodón entre la plancha y el tejido, pulveriza algo de agua, o activa el vapor; procura dar pocas pasadas sin dejar de mover la plancha.

Empieza desde el extremo inferior; puedes ir subiendo y girando la prenda hasta cubrir toda la superficie.

¿Cómo planchar una falda plisada?

Cómo planchar una falda plisada

Seguro que cuando compraste esa falda de gasa nunca pensaste que tenías que lavar y mucho menos planchar el plisado. Ten en cuenta los diferentes textiles y respeta la temperatura adecuada para cada uno, el procedimiento que te mostramos va a ser prácticamente el mismo:

  • Mete la falda en la tabla de planchar manteniendo la cintura en el extremo cónico y estirando el otro extremo sobre la tabla con ayuda de las manos. Empieza planchando la cintura en todo su recorrido con ayuda de la punta de la plancha.
  • Identifica el pliegue natural de la falda y fija un alfiler en la zona del dobladillo, sobre la tabla de planchar, tratando de mantener la forma del plisado. Un alfiler te servirá para varios pliegues, dependiendo de lo estrecho que sea el diseño de la falda.
  • Trata de cubrir el área que tienes frente a ti y estira en la cintura para marcar los pliegues en paralelo.
  • Plancha aplicando solo la punta de la plancha para tener control total. Rocía agua fría si es necesario.
  • Lo mejor siempre es marcar los pliegues con la plancha, pero si se hace muy complicado acude a una plancha vertical.

Hay faldas con pliegues mucho más anchos, como las faldas escolares, que son mucho más fáciles, pero igual debes ir moviéndote pliegue por pliegue y dándole la vuelta sobre la tabla de planchar. Si la falda tiene forro plánchalo antes de trabajar los pliegues.

¿Cómo planchar un polo?

Los polos nunca faltan en el armario, pero al lavarlos se arrugan con facilidad, aunque se planchan también fácilmente:

como planchar un polo
  • Coloca el polo sobre la tabla, ubicando la costura lateral más alejada y estirando con la mano el área para ayudar en el proceso. Se planchan ambas capas de tela a la vez (frente y espalda), por lo que es importante colocarlas muy bien desde el inicio.
  • Empezando por el extremo inferior, sube la plancha por la costura. Aplicando vapor, sin presionar mucho, para no estirar el tejido. Continua hasta llegar al hombro, junto al cuello, zona que tratarás de cubrir por completo hasta llegar a la zona de los botones.
  • Planchando las costuras ayudas a mantener la forma natural de la prenda, evitando que se deforme. Plancha el centro del polo hasta llegar al extremo opuesto. Coloca la costura sobre la tabla y procede como al inicio, planchando la costura desde el borde inferior hasta el hombro.
  • Puedes continuar con las mangas, siguiendo la línea natural de las costuras y termina con el cuello y la parte de los ojales y botones, manteniendo el polo desabotonado. Al planchar con vapor la pieza bien estirada no necesitas darle la vuelta. Si usas una plancha convencional dale la vuelta y revisa los acabados antes de doblar y guardar.

Puedes colgarlo en una percha o doblar para guardarlo.

¿Cómo planchar cortinas?

Las cortinas, esas piezas tan funcionales y decorativas, están elaboradas normalmente empleando desde algodón hasta poliéster, o cualquier combinación de estos textiles. La gran extensión de algunos diseños puede ser todo un problema a la hora de plancharlas.

Para esos diseños con pliegues o plisados no solo es importante eliminar las arrugas sino que es necesario enfatizar los pliegues que son los que resaltan el diseño y representan el elemento decorativo final.

💡 Un truco para planchar es recoger la cortina sobre la línea de los pliegues, formando una especie de acordeón, el cual se coloca longitudinalmente sobre la tabla de planchar, aprovechando todo su largo. Es importante y recomendable hacer el proceso con una plancha de vapor.

Para hacer el acordeón recoge la cortina del lado de los ganchos, pliegue por pliegue y asegura esa parte amarrándola con una cinta, sin que se suelte. Esta será la última zona que se planchará.

Coloca el dobladillo de la cortina sobre la tabla de planchar y apoya el resto de la cortina sobre unas sillas para que no se ensucie. Empezando con el pliegue más cercano a la tabla coge la plancha con tu mano derecha y levanta los pliegues superiores con la otra mano, para facilitar el acceso de la plancha. Rocía vapor y empieza planchando el filo del pliegue en la extensión de cortina disponible, de arriba hacia abajo. Pliegue por pliegue puedes ir subiendo la plancha, rociando vapor con cada cambio. Al llegar al último pliegue plancha la cubierta en toda su extensión. Repite el proceso con los pliegues de lado contrario, empezando igualmente por la base.

El planchado se dividirá en diferentes secciones de acuerdo con el tamaño de la cortina que vayas colocando sobre la tabla. El vapor aumenta la eficiencia en el proceso, suaviza el tejido y permite transferir el calor con mayor facilidad, minimizando los tiempos.

Es importante ir alineando los pliegues en la medida que se avanza y no dejar pliegues ocultos para no perder el efecto del plisado en el trabajo final.

Avanza hacia la siguiente sección y repite el procedimiento hasta alcanzar el último tramo cercano a los ganchos. En la última parte es importante extender el planchado hasta el final de los pliegues, dependiendo de cuantos pliegues tenga el diseño de la cortina.

Otros diseños de cortinas

Para otros diseños es conveniente contar con un centro de planchado vertical. Algunos centros de planchado horizontales cumplen también esa función, así que comprueba tus alternativas.

En el caso de una cortina con ojales, o de barra, deberás eliminar las arrugas en toda la extensión de la cortina para evitar marcas cuando las coloques en su lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba