Las 6 mejores planchas sin cable para ropa de 2022

 Escrito por Lidia Zafra
 Última actualización 11-2022
mejor plancha sin cable para ropa

Falta de maniobrabilidad, peso excesivo, dificultad para llegar a ciertas partes de las prendas… Todo esto es lo que hace que las planchas de ropa con cables sean más difíciles de utilizar que aquellas que funcionan de forma inalámbrica. Y si podemos facilitarnos un poco la vida, ¿por qué no hacerlo?

Pero elegir el modelo no es sencillo, ya que hay mucha variedad y no siempre sabemos qué hace que una plancha inalámbrica sea mejor que otra. Por eso hoy te traigo un ranking de lo más útil. En él voy a recomendarte seis planchas sin cable que son bastante buenas para planchar en casa, cuando te vas de viaje o para darle el toque final a creaciones de patchwork, costura o manualidades.

¿Preparado? ¡Vamos allá!

Comparativa de planchas inalámbricas

❗ Nota: en móvil desplaza hacia la derecha para ver toda la tabla. ▷▷▷

MODELODESTACA EN...POTENCIAFLUJO DE VAPORDEPÓSITOPESOPRECIO
Plancha Gridinlux 1
Gridinlux
Peso ligero2.600 W26 g/min 300 ml0,91 kgVer Precio
STARLYF Cordless Steam Iron 1 1
STARLYF Cordless Steam Iron
Depósito de agua grande2.400 Wn/a320 ml1,2 kgVer Precio
Russell Hobbs 1
Russell Hobbs
Planchados largos2.400 W40 g/min300 ml1,53 kgVer Precio
Aigostar Sean 31QNM 1 1
Aigostar Sean 31QNM
Planchado vertical2.600 W10-20 g/min320 ml1,25 kgVer Precio
BEPER Ferro da stiro Senza fili 1 1
BEPER Ferro da stiro
Funciona con o sin cable2.200 W25 g/min300 ml1,66 kgVer Precio
Rowenta Freemove 1
Rowenta Freemove
La mejor plancha sin cable, con un potente golpe de vapor2.400 W27 g/min250 ml1,72 kgVer Precio

Las 6 mejores planchas sin cable para ropa

6. Plancha Gridinlux

La mejor plancha sin cable para personas que busquen un producto ligero y de pequeñas dimensiones.

  • POTENCIA: 2.600 w
  • CAPACIDAD DEL DEPÓSITO: 300 ml
  • SALIDA DEL VAPOR: 26 g/min
  • PESO: 0,91 kg

La Gridinlux destaca, en primer lugar, por ser muy ligera, solo pesa 910 gramos, y el proceso de planchado se agiliza mucho. Es una de las pocas planchas de la lista, además, que permite el planchado en vertical.

La potencia de la plancha para ropa es muy elevada (2.600 W), y tanto el vapor continuo (26 g/min) como el golpe de vapor (700 MG) son bastante elevados. Esto hace que el planchado se agilice mucho, consiguiendo buenos resultados incluso con prendas complicadas o con muchas arrugas. 

Puede que, precisamente por eso, la plancha no aguante demasiado el calor. Con este tipo de productos la duración del calor no suele sobrepasar los dos minutos, pero esta se queda algo más corta y la recarga no es tan rápida como otras que puedes encontrar en esta lista.

Además, la base de carga es vertical y cuesta un poco engancharla. Aunque no todo es malo en este sentido. La base tiene un sistema antibloqueo que viene muy bien para el tema de seguridad. Cuando está activo, la plancha no se puede sacar de la base y queda firme. 

De esta plancha sin cable hay un modelo más avanzado y otro inferior, con más y menos potencia. Personalmente, creo que este es el más adecuado para un uso doméstico. 

Me ha gustado
  • Vapor vertical.
  • Potencia más alta del ranking (2.600 W).
  • Poco pesada.
  • Antigoteo, autolimpieza y antical.
  • Sistema de bloqueo de la base de carga.
No me ha gustado
  • La base vertical dificulta un poco dejarla cargando.
  • No tiene función de autoapagado.
  • No se puede usar enchufada.

5. STARLYF Cordless Steam Iron  

Un modelo con gran capacidad en el tanque de agua, para planchados largos sin tener que pararse a rellenar, ya que posee uno de los más grandes de la lista. 

  • POTENCIA: 2.400 w
  • CAPACIDAD DEL DEPÓSITO: 320 ml
  • PESO: 1,2 kg

En la plancha Starlyf debería destacar, ante todo, la autonomía, puesto que tiene uno de los tanques de agua más grandes del ranking (320 ml). Y en parte, así es. La carga dura bastante más que el modelo anterior, por ejemplo, y lo mejor es que se recarga en tan solo 30 segundos. Por tanto, puedes planchar un lado de la prenda, la devuelves a la estación de carga, das la vuelta a la ropa y puedes seguir planchando, porque ya está lista de nuevo. 

El único “pero” en todo este proceso es, precisamente, la estación de carga. Vas a notar que al principio cuesta un poco encajarla en la base, yo tardé un poco en cogerle el truco. 

Otro punto negativo es que la plancha no tiene sistema antigoteo, por lo que suelta un poco de agua y hay que tener cuidado. 

Por lo demás, el aparato funciona de maravilla. Tiene un cable muy largo (1,8 m), por lo que no te tienes que preocupar de ponerte cerca de un enchufe, y con el sistema de autolimpieza se elimina fácilmente la cal.  

Además, permite el planchado en vertical, aunque no creo que sea su sistema más eficiente. Para el precio que tiene está muy bien. 

Me ha gustado
  • Antical y autolimpieza.
  • Calentamiento rápido.
  • Cable largo (1,8 m).
  • Palanca para ajustar el vapor y la temperatura.
  • Tanque de agua más grande del ranking.
No me ha gustado
  • No tiene función de autoapagado.
  • Es difícil ponerla en la base de carga.
  • Pierde un poco de agua, no tiene sistema antigoteo.

4. Russell Hobbs

El mejor producto para personas que buscan una opción para largas sesiones de planchado y con prendas delicadas.

  • POTENCIA: 2.400 w
  • CAPACIDAD DEL DEPÓSITO: 300 ml
  • SALIDA DEL VAPOR: 40 g/min
  • PESO: 1,53 kg

La Russell Hobbs ha sido la que más me ha gustado de todas las que he probado. Para empezar, tiene una potencia muy aceptable (2.400 W) y un vapor continuo bastante más alto que la media (40 g/min), por lo que consigue eliminar arrugas mejor incluso en prendas complicadas.

Además, el tiempo de recarga es más bajo que el de otros modelos de la lista. En este caso, la recarga se completa en tan solo 25 segundos, por lo que no hay que hacer grandes pausas mientras estás planchando, algo esencial en una plancha inalámbrica. 

Pero lo que más me ha gustado es el indicador luminoso que te avisa del estado de calentamiento. Si es rojo constante, por ejemplo, la plancha se está cargando. Con verde intermitente, está lista para usar. Cuando aparece la luz roja intermitente es que te queda un tiempo de planchado todavía, pero se está empezando a enfriar. Y cuando pita tres veces te está avisando de que toca recargar. Esto viene genial para controlar en todo momento el calor de la plancha y así conseguir un planchado más eficiente. 

Como punto negativo hay que destacar que no tiene sistema de autolimpieza, por lo que es mejor usarla con agua destilada para evitar que se estropee. También es un poco más grande y algo más pesada (1,53 kg) que otros modelos de la lista, lo que puede ser un inconveniente si estás buscando algo muy ligero. 

De esta plancha sin cable se pueden conseguir dos modelos a precio inferior, pero no disponen de temperatura variable. Personalmente, prefiero poder regular la temperatura para conseguir mejores resultados en cada prenda, y por eso prefiero este modelo.

Me ha gustado
  • Vapor continuo más alto del ranking.
  • Buenos ajustes para todo tipo de telas.
  • Tiempo de carga rápido.
  • Autoapagado.
  • Antical, antigoteo.
  • Indicador luminoso para el estado de calentamiento
  • Cable largo (1,8 m) y recogecable.
  • Función pulverización.
No me ha gustado
  • No tiene sistema de autolimpieza.
  • Algo más grande que otros modelos.
  • Precio algo más elevado que otros modelos.

3. Aigostar Sean 31QNM

El mejor modelo para realizar planchados en vertical gracias a su ergonomía y su flujo de vapor.

  • POTENCIA: 2.600 w
  • CAPACIDAD DEL DEPÓSITO: 320 ml
  • SALIDA DEL VAPOR: 10-20 g/min
  • PESO: 1,25 kg

La Aigostar Sean 31 QNM es una de las mejores planchas inalámbricas de la lista para conseguir un buen planchado vertical. Las razones son sencillas. Se puede usar con o sin cable, por lo que aunque hagas uso del vapor no vas a tener problema con la autonomía. Además, su peso es algo inferior al de otros modelos (1,25 kg) por lo que es más fácil manejarla.

En cuanto al vapor, ofrece un flujo de vapor de 10/20 g/min, además de contar con un rociador de precisión. Su potencia también beneficia a este tipo de planchado, siendo algo más alta que la media (2.600 W).

Por otro lado, el tema del cable es, a la vez, un factor positivo y uno negativo, porque a diferencia de otros modelos, para mantenerla con cable tienes que dejar puesta la base desmontable, y eso hace que pese un poco más de lo habitual. 

Otro punto negativo, aunque tampoco es algo muy grave, es que no se puede ver el nivel de agua que tiene en el tanque. Si no tienes mucha maña con este tipo de aparato puede suponer un problema, pero si no es cuestión de cogerle el truco.

El sistema antigoteo tampoco es de los más eficaces que he probado, al final siempre pierde un poquito de agua. Tampoco tiene autoapagado, por lo que hay que tener cuidado de dejarla enchufada. 

Por lo demás, es muy cómoda de manejar. Puedes ajustar de forma manual la salida de vapor y la temperatura, para ajustarte a la prenda que estés planchando, e incluso planchar en seco. 

Me ha gustado
  • Antigoteo, antical y autolimpieza.
  • Rociador de precisión.
  • Protección contra el sobrecalentamiento.
  • Se puede usar con o sin cable.
  • Cable largo (1,9 m)
No me ha gustado
  • No tiene función de autoapagado.
  • Algo pesada.
  • Cuesta un poco engancharla a la base.
  • No se ve el nivel de llenado del tanque.

2. BEPER Ferro da stiro Senza fili  

Una plancha de ropa inalámbrica muy versátil, que se puede usar con o sin cable.

  • POTENCIA: 2.200 w
  • CAPACIDAD DEL DEPÓSITO: 300 ml
  • SALIDA DEL VAPOR: 25 g/min
  • PESO: 1,66 kg

La Beper es bastante especial en comparación a otros de la lista. Para empezar, se puede utilizar con o sin cable. En este sentido, es más cómodo de emplear que el modelo anterior, ya que el cable se enchufa directamente a la plancha. El punto malo de esto es que después cuesta un poco desconectarla.

Pero aunque cueste bastante enchufarla y desenchufarla, dura casi dos minutos sin recargar, por lo que cuenta con bastante autonomía. Aunque, ya sabes, esto depende mucho de la temperatura y el uso del vapor que hagas. 

También destaca frente a otros modelos en el planchado en vertical. Tiene una forma bastante ergonómica, lo que hace que sea cómoda de usar para planchar en vertical. Además, tiene un buen flujo de vapor (25 g/min), algo esencial para este tipo de planchado. 

Otro punto a destacar es que es muy intuitiva y fácil de utilizar. El manual de instrucciones es claro y sencillo, lo que permite conseguir un mejor rendimiento del aparato. 

Para acabar tengo que decir que el sistema antigoteo de este modelo también me ha decepcionado bastante, ya que también acaba perdiendo un poco de agua durante los planchados. Además, no tiene sistema de autoapagado, por lo que hay que tener mucho cuidado de no dejarla enchufada. 

Me ha gustado
  • Plancha en seco y a vapor.
  • Antical, autolimpieza y antigoteo.
  • Punta de precisión.
  • Se puede usar con o sin cable.
  • Planchado vertical.
No me ha gustado
  • No tiene función de autoapagado.
  • Cuesta desenganchar el cable.
  • La punta de precisión puede dejar marcas durante el planchado.

1. Rowenta Freemove DE5010          

La mejor plancha sin cable de las analizadas, ideal si sueles planchar tejidos delicados como camisas, gracias a su potente golpe de vapor.

  • POTENCIA: 2.400 w
  • CAPACIDAD DEL DEPÓSITO: 250 ml
  • SALIDA DEL VAPOR: 27 g/min
  • PESO: 1,72 kg

Como sabes, el vapor es clave para conseguir un planchado ágil y pulido, ya que su función es humedecer las fibras de la prenda y así conseguir que sea más fácil eliminar las arrugas. Es por eso que con prendas complejas, como camisas o blusas, el vapor es la clave. Y en eso, este modelo Rowenta Freemove destaca por encima de todos. Tiene un flujo de vapor de 27 g/min (por encima de otros modelos) además de un golpe de vapor de 115 g/min. Además, la distribución de la salida del vapor potencia su rendimiento. 

De esa forma, sin tener el precio más elevado de la lista, consigue resultados muy buenos con prendas complicadas, algo que sin duda hay que tener en cuenta. 

Otro punto que me ha gustado es que es muy manejable porque no es excesivamente grande. Mide, aproximadamente, 27 cm de largo y 12 cm de ancho. De alto es bastante más bajita que otros modelos, mide apenas unos 14 cm. Además, aunque no se puede usar enchufada, el cable mide más de 2 metros, por lo que no te tienes que preocupar de dónde vas a poner la base de recarga. 

Eso sí, he notado que no empieza a echar vapor de verdad hasta que la configuras con 2 o 3 puntos. En temperaturas más bajas echa muy poquito, insuficiente para conseguir buenos resultados en el planchado. 

Otro punto negativo es que, al igual que sucede con otros modelos, al usar vapor la autonomía se reduce, por lo que tienes que devolverla al centro de carga cada ciertas pasadas, lo cual te puede retrasar para planchados muy largos. Tampoco tiene manual en español ni inglés en la caja, aunque se puede descargar por Internet fácilmente. 

De este modelo hay otras 9 versiones, con distintos colores, diferente potencia, golpe de vapor y precio. El que yo he elegido se encuentra en la gama media/alta de la marca, pero creo que es más que suficiente para sacar un buen rendimiento doméstico. 

Me ha gustado
  • Autoapagado.
  • Antical, antigoteo y autolimpieza.
  • Recarga rápida.
  • Planchado de todo tipo de tejidos.
  • Buena duración del calor.
No me ha gustado
  • El vapor que produce a baja temperatura se queda corto.
  • Pierde un poco de agua.

Recomendaciones

¿Todavía no sabes qué plancha sin cable es mejor para ti? Aquí van unas recomendaciones personales.

La mejor plancha a vapor inalámbrica

mejor plancha de vapor inalámbrica

Tras haber probado varios modelos, creo que la mejor plancha a vapor inalámbrica es la Rowenta Freemove DE5010. En primer lugar, porque su flujo de vapor es considerablemente más alto que el de otros modelos, lo que ayuda a agilizar mucho el planchado. Además, cuenta con materiales de alta calidad, algo clave para la durabilidad del producto. 

Como producto inalámbrico también es importante remarcar que puede mantener la temperatura durante bastante tiempo, aunque depende del uso del vapor y la configuración con la que la utilices. Pero, de cualquier forma, esto no es problema porque tiene carga rápida. Mientras le das la vuelta a la prenda la dejas en la estación de planchado y vuelves a tenerla lista para seguir planchando. 

La mejor plancha vertical inalámbrica

mejor plancha vertical inalámbrica

Si lo que quieres es una plancha vertical inalámbrica, mi recomendación es que eches un vistazo a la Rowenta Steam Force. Se trata, en realidad, de un cepillo de vapor con 200 W de potencia. El flujo de vapor es bastante más elevado que el que puedes encontrar en planchas habituales (30 g/min), aunque su golpe de vapor es algo más bajo que el de otros modelos que hemos analizado (90 g/min). 

No obstante, el modelo es cómodo y fácil de usar, y tiene potencia suficiente como para planchar prendas en casa con comodidad, quitando las arrugas que puedan quedar tras el planchado o para dar un repaso a una prenda justo antes de usarla. Además, ayuda a desinfectar e higienizar todo tipo de telas. 

Guía para elegir la mejor plancha de ropa inalámbrica

Si sigues sin tener claro cómo encontrar la mejor plancha de ropa inalámbrica para ti, quédate, porque te voy a contar cuáles son las características claves a las que debes prestar atención. 

Ergonomía

plancha ropa ergonomica

Uno de los primeros puntos que debes tener en cuenta al elegir una plancha inalámbrica es su ergonomía. Para ello tienes que prestar atención al peso, al tamaño y a la forma de la plancha. Si son sin cables, este punto es aún más importante, puesto que haremos una mayor inversión para que el producto sea especialmente cómodo de usar. 

En este sentido, lo habitual es que las planchas sin cable no pesen más de 2 kg, aunque creo que para que resulte realmente cómodo lo ideal es que no superes los 1,5 kg. En cuanto al tamaño, lo ideal es que no mida más de 30 cm de largo, 15 cm de ancho y 30 cm de alto

En este aspecto, el modelo que destaca es la Gridinlux. Con un tamaño de 28,78 x 12 x 13,7 cm y un peso de 910 g, es el producto más cómodo de usar de la lista. 

Tipo de planchado

El tipo de planchado también es muy importante. Al final, vas a usar más la plancha para más de un tipo de prenda, por lo que es fundamental que se adapte a todos los usos que vamos a darle. En este sentido, vamos a tener en cuenta, por un lado, que la temperatura y el vapor se puedan ajustar y, por otro, que se pueda usar tanto en horizontal como en vertical, si lo necesitamos. 

Por norma general, las planchas pueden ser de dos tipos. De temperatura fija o de temperatura variable. Yo aconsejo estas últimas, ya que con las primeras obtendremos buenos resultados con tejidos sencillos, como el algodón, pero encontraremos problemas al intentar planchar textiles más delicados, como la seda. 

En este sentido, creo que destaca el modelo BEPER Ferro da stiro Senza fili. Esta plancha inalámbrica tiene termostato y control del vapor, por lo que podemos regular tanto la temperatura como la humedad, llegando incluso al planchado en seco. Además, nos permite planchar en vertical de forma cómoda si lo necesitamos. 

Potencia y flujo de vapor

La plancha sin cables más potente

Otro punto clave para conseguir buenos resultados es que tenga una potencia adecuada. La media general en planchas es de entre 2.000 W y 2.500 W, aunque hay modelos con potencias inferiores y superiores. Sin embargo, a partir de 2.400 W la potencia es suficiente para un uso doméstico. 

Además, cuando hablamos de plancha sin cable también tenemos que tener en cuenta el flujo de vapor, que suele ir entre los 20 y los 25 g/min, y el golpe de vapor, que en los mejores centros de planchado superan incluso los 150 g/min. 

En este aspecto, la que más destaca es la Russell Hobbs. Si bien en el asunto de la potencia se encuentra en la media (2.400 W) frente a otros modelos que la superan levemente (la Aigostar y la Gridinlux tienen 2.600 W), gana en flujo de vapor y golpe de vapor, superando la media con un flujo de 40 g y un golpe de 135 g. 

Autonomía

Cuando hablamos de cualquier producto inalámbrico, es importante que tengamos en cuenta la autonomía. En particular, las planchas inalámbricas suelen tener una autonomía de unos dos minutos como máximo, aunque la media se encuentra algo más baja debido a que el uso del vapor o las temperaturas más elevadas pueden reducir el tiempo útil de la batería. 

Por eso, cuando hablamos de autonomía en planchas sin cable debemos tener en cuenta, además de la duración de la batería, el tiempo de recarga, el tanque de agua y tecnología que nos avise del estado de la carga. 

Teniendo todo esto en cuenta, el mejor modelo en autonomía es la plancha Russell Hobbs. Esta plancha dura, aproximadamente, 2 minutos calientes antes de necesitar una recarga, aunque el tiempo siempre varía en función de la temperatura y el uso de vapor. Pero lo mejor es que la base de carga es cómoda y el tiempo de recarga no excede los 25 segundos. Además, tiene un tanque de agua amplio, con un volumen de 0,3 L. 

Base de carga

Plancha de ropa Rowenta Freemove

La base de carga es otro elemento clave de las planchas inalámbricas. Esta debe ser cómoda de colocar en la tabla, para que podamos ir devolviendo la plancha cada cierto tiempo para que vaya recargando, y además debe ser fácil encajar el aparato en ella. 

En este aspecto, solemos encontrar dos tipos de bases de cargas, las que son verticales y las horizontales. Mientras que las primeras son una buena opción por ocupar menos espacio, las segundas son mejores en cuanto al acople con la plancha, algo importante para agilizar el planchado. 

También es crucial tener en cuenta la longitud del cable, ya que aunque la plancha no deba estar enchufada durante todo el planchado, la base sí. Este tipo de cables suele medir entre 1 y 2 metros, dependiendo del modelo. 

En este aspecto destaca la base de carga de la Rowenta Freemove. Es una base horizontal, pero recortada, del mismo largo y ancho aproximado de la plancha. Además, es fácil encajar el aparato para que cargue mientras damos la vuelta a la prenda que estamos planchando, por ejemplo, y cuenta con un cable de 2 m de largo. 

Tecnología

Para acabar, y aunque parece algo básico en todas las planchas sin cable del mercado, tenemos que tener en cuenta que sistemas o tecnología implementa. Hablo de sistemas antigoteo, de autolimpieza, antical o de autoapagado. 

Todos estos potencian el tiempo de vida de la plancha, al mantenerla en buen estado, y facilitan el planchado. Sin embargo, aunque parezca que todos los modeos actuales los incluyen, no es así, y no en todas funcionan bien, por lo que hay que prestar atención en este sentido. 

En cuanto a nivel tecnológico, la que destaca es la Rowenta Freemove. En primer lugar, cuenta con todos los sistemas que hemos mencionado (antigoteo, antical, autolimpieza y autoapagado). Además, todos ellos funcionan de forma óptima, haciendo que el rendimiento sea alto, así como su durabilidad. 

Dudas habituales sobre planchas sin cable para ropa

¿Hay algún centro de planchado inalámbrico?

Lo cierto es que, actualmente, no se comercializan centros de planchados inalámbricos. Estos deben ir a la toma de corriente para poder mantener caliente la caldera y la plancha. 
No obstante, sí que hay centros de planchado cuyas planchas son inalámbricas. Es decir, no funcionan con caldera y, por tanto, la plancha no va necesariamente enganchada al centro de planchado, consiguiendo así mayor libertad de movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba