¿Cómo limpiar alfombras de fibra como yute, bambú, sisal o felpudos de coco?

 Escrito por Lidia Zafra
 Última actualización 03-2022
Limpiar alfombras de fibra sisal bambu yute coco

Los productos ecofriendly para la decoración de interiores han demostrado no solo su valor estético sino también su funcionalidad.

Ratán, fibra de coco o agave, algas marinas, yute o bambú, como fibras naturales, se emplean en la elaboración de alfombras llamativas, decorativas y a la vez muy resistentes.

Muchos de estos materiales son sensibles a la humedad, por lo que debes limpiar los derrames de líquido tan pronto como ocurran. Además, no se recomienda nunca la limpieza con vapor ni el uso de champú convencional. Todo lo que implique mojar la alfombra la dañará irremediablemente.

Limpiar manchas de líquidos sobre alfombras de fibra natural

Lo primero y más importante: ¡Seca inmediatamente!

Emplea un paño limpio y seco; con ayuda de una espátula o un cuchillo sin filo, raspa delicadamente la superficie y retira cualquier material sólido o pastoso. El paño o papel debe ser de preferencia blanco, o sin teñir, ya que la tinta se transfiere con facilidad a las fibras naturales.

Dependiendo del líquido derramado debes actuar de diferente forma:

Líquidos con base de agua (zumo, café..)

limpiar mancha de café en alfombra de yute
  • Seca con ayuda de una servilleta o un paño limpio tratando de absorber el líquido con rapidez, sin frotar la fibra. Limpia con un paño húmedo, con ligeros toque. Si no ha quedado mancha termina de secar con ayuda de un ventilador o un secador de pelo.
  • Si se forma una mancha pasa una esponja suave humedecida con una solución de champú de alfombra y agua tibia. Es recomendable que el pH del champú sea neutro.
  • Frota suavemente las veces que sea necesario hasta que veas desaparecer la mancha y seca con ayuda de una toalla.
  • Repite de ser necesario.
  • Seca rápidamente el área afectada con ayuda de un secador de pelo.

Manchas de aceite:

  • En caso de accidentes con comidas, como patatas fritas, o algún otro tipo de alimentos, raspa con ayuda de una espátula o un cuchillo sin filo, los restos de la comida. Este proceso siempre se realiza desde el borde y hacia el centro.
  • Con ayuda de una servilleta o un paño limpio, aplica algún producto desengrasante sobre la mancha, evitando los excesos.
  • Frota con el paño limpio y termina de secar con ayuda de un secador de pelo.
  • Puedes emplear este método para eliminar otras sustancias pastosas como el betún de zapato, o trazos de tizas de colores.

Manchas de vino, cerveza o salsa de tomate:

Limpiar manchas de vino, cerveza o tomate de la alfombra
  • Seca el exceso del líquido con ayuda de una servilleta o paño.
  • Utiliza agua carbonatada para neutralizar la acidez de los líquidos. Debes proceder con rapidez para evitar que la mancha se oxide sobre el tejido natural, creando una mancha permanente.
  • Si la mancha no sale con la rapidez que esperas prueba con un poco de alcohol.
  • Limpia bien con un paño seco y termina de secar el área.

Orina, heces o vómito:

  • Seca todo el líquido que puedas y elimina los sólidos raspando con una espátula. Siempre desde el borde y hacia el centro, para evitar que la suciedad se extienda.
  • Con una servilleta o un paño húmedo limpia la superficie de la alfombra. Puedes emplear una solución con jabón suave para limpiar la superficie, pero seca inmediatamente cuando termines la limpieza.
  • Para neutralizar los olores y desinfectar prepara una solución de vinagre en agua, empleando partes iguales y aplica una toalla humedecida sobre el área. Seca muy bien.

¿Cómo limpiar alfombras de yute?

Para seguir disfrutando de la suavidad de tu alfombra de yute y mantener su atractivo rústico y atemporal, solo necesitas aspirarla una o dos veces por semana, dependiendo de la frecuencia de paso que tenga. Configura tu aspirador escoba en la posición más baja y desinstala el cepillo rotatorio antes de empezar. Aspira por ambos lados, preferentemente en la dirección en la que se tejen las fibras.

Para una limpieza más profunda:

  • Sacude la alfombra, siempre que tengas espacio disponible a ser posible al aire libre. Una buena sacudida es el mejor paso inicial antes de hacer la limpieza a fondo.
  • Si hay buen tiempo, deja la alfombra bajo al sol, sobre una superficie de preferencia plana. Los rayos UV ayudan a combatir las bacterias y los ácaros de manera natural.
  • Para la limpieza en seco espolvorea suficiente polvo sobre la alfombra y con ayuda de un cepillo de cerdas duras limpia las fibras, cuidando de hacerlo en la dirección del tejido. Deja actuar el producto por un par de horas. Puedes emplear un champú seco para alfombras o bicarbonato de sodio.
  • Sacude el polvo o pasa la aspiradora.
  • Presencia de moho: prepara una solución diluida de cloro o lejía (1 parte con 6 partes de agua) en una botella de spray. Antes de limpiar prueba en una pequeña sección no visible, para confirmar que la fibra no se decolora. Aplica la solución en la zona afectada y frota con un cepillo de cerdas suaves, seca inmediatamente con un paño limpio y apóyate en el secador para eliminar los rastros de humedad.
  • Si tu mascota es la culpable del desastre: retira la suciedad con ayuda de una espátula y raspa los residuos sobre la alfombra. Puedes optar por una esponja con ayuda de un jabón suave diluido, o incluso vinagre blanco.

¿Cómo limpiar alfombras de sisal?

La decoración moderna se llena de naturaleza y el sisal, proveniente de la fibra de agave, es una de esas opciones esenciales en el hogar. Desde acabados rudimentarios, hasta tejidos muy sofisticados, las alfombras de sisal encajan en todos los gustos.

Estas alfombras son duraderas y muy versátiles, pero como todas las fibras naturales, debes prestar atención con los derrames y no dejar que se sature de líquidos ya que la fibra lo absorberá.

La fibra del agave es mucho más dura que otras fibras naturales y la suciedad no la penetra con facilidad, aunque sí puede permanecer sobre el tejido, por lo que recomendamos:

  • Mantener la rutina de aspirado, por lo menos dos veces por semana. Si aún no tienes una, aquí puedes ver las mejores aspiradoras.
  • Si hay desechos sólidos adherido prueba raspando con una espátula o herramienta sin filo, antes de seguir con un cepillo ligeramente humedecido. Pasa el cepillo repetidamente, en la dirección del tejido, sin presionar y seca con un papel o paño limpio.
  • Para un mantenimiento profundo, prioriza la limpieza en seco.
  • Extiende una cantidad importante del polvo sobre la superficie de la alfombra y deje actuar por lo menos dos horas antes de aspirar y eliminar el material sólido en su totalidad.
  • Para retirar manchas persistentes puede probar con un jabón suave, e incluso una solución de vinagre en agua (1/1). Evita saturar la alfombra con agua mientras la limpias y después de cada aplicación del limpiador seca muy bien. Seca la alfombra al aire libre, o utiliza un ventilador.

¿Cómo limpiar alfombras de bambú?

limpiar alfombra de bambú

Estas alfombras se elaboran tejiendo tiras de bambú unidas con otros materiales como el yute, algodón u otras fibras naturales. Gracias a esta particularidad tienen una textura amaderada que las hace resistentes y facilita su limpieza. Por sí sola ya la fibra de bambú es extremadamente fuerte. En muchos casos puede presentar un barniz superficial, o una cubierta de material sintético, como poliuretano, que facilita el trabajo de mantenimiento.

Solo debes tener cuidado con el efecto que la luz solar tiene sobre la alfombra, ya que la decolora y la reseca, por lo que es conveniente prevenir y protegerla. Además, en caso de derrames ¡Elimínalos inmediatamente!

Si la alfombra tiene un respaldo de yute o cualquier otra fibra natural, este debe permanecer seco para evitar que se dañe. En cualquier otro caso, como una base sintética, puede limpiarse con una solución jabonosa y una esponja, pero evitando empaparla y secando al momento.

Para una limpieza profunda en casa:

  • Sacude la alfombra proporcionando golpes ligeros para eliminar la suciedad superficial. Aspira por ambos lados.
  • Limpia la superficie del bambú y elimine las manchas con ayuda de una esponja para aplicar solución jabonosa suave.
  • También puedes probar una solución de vinagre con agua tibia (50/50) en una botella de spray de 500 cc, en la que agregarás 2 cucharadas de bicarbonato de sodio. La mezcla de vinagre y bicarbonato desinfecta, desodoriza y ayuda a eliminar malos olores. Aplica y frota con un cepillo de cerda suave, en la dirección del bambú.
  • Aclara con un paño limpio y agua. Puedes eliminar el exceso de humedad al momento y terminar de secarla al sol, o con ayuda de un secador de pelo.
  • Para limpiar el borde de la alfombra prueba con un paño húmedo y una solución suave de detergente, la cual aclararás y secarás al momento.
  • Si tienes problemas con materiales sólidos como chicle, plastilina, arcilla o slime en tu alfombra; con la textura del bambú será fácil eliminarlos. Empieza raspando el exceso del material con una espátula. Prueba a endurecer el resto del material adherido empleando un trozo de hielo y terminando de raspar con la herramienta. Limpia el área con un paño húmedo y seca inmediatamente.

¿Cómo limpiar un felpudo de coco?

Cómo limpiar una alfombra de coco

La fibra de coco o bonote es una de las maravillas de la naturaleza. Es empleada en la elaboración de felpudos. Es la más fuerte y resistente de las fibras naturales, invulnerable a la radiación UV y la acción microbiana, duradera, absorbe el agua, pero no escapa a la suciedad que arrastran los zapatos.

Para mantener la belleza y funcionalidad del felpudo de coco recomendamos:

  • Sacude para eliminar el barro, suciedad, escombros y partículas pegadas. Puedes voltear el felpudo y golpear repetidamente con el mango del cepillo para que suelte las partículas retenidas dentro de la fibra y el resto del polvo.
  • Prepara una solución de agua salada, disolviendo dos cucharadas de sal en 5 litros de agua.
  • Con ayuda de un cepillo de cerdas duras lava el tapete con la solución salina, asegurándote de arrastrar cualquier mancha sobre la superficie.
  • Por lo general los felpudos de fibras naturales presentan un soporte de látex o PVC que le dan esa fortaleza que necesitan para resistir las funciones que realiza.
  • Sacude y retira el exceso de agua y deja secar al sol, o donde reciba circulación de aire natural. Es preferible que mantengas el felpudo lo más plano posible durante el proceso y evita colgarlo.

¿Cómo limpiar una alfombra de algas marinas?

Las fibras de pasto marino son naturalmente resistentes a las manchas, ya que son impermeables, lo que las hace muy fácil de mantener. Si las cuidas apropiadamente, durarán muchos años. Aspirar con frecuencia ayuda a mantener su apariencia fresca y limpia. Aquí puedes ver cómo aspirar tu alfombra correctamente.

Al igual que con otras fibras naturales elimina cualquier derrame de manera inmediata presionando firmemente con servilleta o un paño limpio. Evita frotar para no extender la mancha y trabaja el derrame desde el borde y hacia el centro.

Si el derrame es sólido o pastoso, siempre empieza raspando para eliminar los excesos. Presiona con una toalla húmeda para retirar los rastros de suciedad. Si la mancha no desaparece prueba con un jabón suave, o un limpiador comercial para alfombras. Después de cada intento seca inmediatamente.

Si usas un limpiador puedes cepillar la alfombra en todas las direcciones hasta que la mancha ceda. Aclara con un paño húmedo y seca.

aspiradora para alfombras dest
Cómo limpiar alfombras en casa
como limpiar alfombras sin aspiradoras dest
Cómo limpiar alfombras sin aspiradora
mejor aspiradora de mano dest
Las mejores aspiradoras de mano
mejor robot aspirador dest
Mejores robots aspirador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba